top menu

Amamantando a un bebe mayor de un año

42 15449627 Amamantando a un bebe mayor de un añoEstás considerando la posibilidad de amamantar a tu bebe más allá del año, y te preocupa la forma en que se desarrollará la relación de lactancia? Te preguntas si tu hijo está por destetarse, o por qué causa parece que mamara durante todo el día? Aquí encontrarás algunas observaciones relativas al comportamiento típico del bebe mayorcito respecto a la lactancia. Por supuesto, la forma en que tu bebe se relaciona con la lactancia dependerá de su personalidad única.

En primer lugar, es normal que las mamadas se acorten a medida que el bebe crece – esto no implica necesariamente que el niño esté listo para destetarse. A medida que el bebe crece, es capaz de obtener la leche en forma más eficiente (ya se ha convertido en un mamador experto), y por ello no necesita tanto tiempo para conseguir la misma cantidad de leche. Otro de los factores que entra a jugar en este momento es la distracción, el bebe se interesa tanto por las cosas que suceden a su alrededor que prefiere no tomarse tanto tiempo para amamantar. Una mamada típica de un bebe mayor de un año puede durar sólo un par de minutos, el tiempo necesario para tomar un sorbo y reconectarse un momento con la mamá antes de correr a seguir descubriendo el mundo. Las mamadas de la siesta, de antes de dormir y la primer mamada de la mañana usualmente duran un poco más, en tanto el bebe puede estar soñoliento y no tan dispuesto a sumergirse en las cosas que lo rodean.

¿Cuán a menudo lactan los bebes mayores de un año?
La frecuencia de amamantamiento de los bebes mayores suele ser errática y varía grandemente de un niño a otro. Es normal que los niños de esta edad estén muy interesados en el mundo que los rodea, y como resultado, no tan interesados en amamantar. En otros momentos el bebe puede focalizarse más en los enormes cambios que suceden en su interior (desarrollo), y querrá pasar mucho tiempo al pecho para reconectarse con la madre y poder ajustarse a sus nuevas habilidades y capacidades. Algunos niños maman muy a menudo (“como un recién nacido” es un comentario que se escucha frecuentemente en boca de mamás de niños entre 12 y 15 meses), algunos maman solamente una o dos veces al día, y algunos maman pocas veces en algunos días y muy frecuentemente en otros. Más allá del patrón de amamantamiento, el promedio de mamadas decrece gradualmente a medida que el bebe crece. La cantidad de una o dos mamadas diarias puede continuar por meses, e incluso años, dependiendo del bebe y la mamá.

Los bebes mayorcitos maman para reconfortarse, adicionalmente a alimentarse. Amamantar obra maravillas cuando el bebe se lastima, está triste o enojado (amamantar calma muchos berrinches), o enfermo. El amamantamiento también es usado por los bebes como una forma rápida de retomar contacto con la madre a lo largo del día.

A veces los bebes mayores de un año atraviesan fases de aumento de las mamadas nocturnas. Las razones más frecuentes para el aumento de las tomas nocturnas incluyen la salida de dientes, disminución de las tomas durante el día a causa de la distracción, avances en el desarrollo y reconexión con la madre.

Es común que los niños amamanten más a menudo cuando están fuera de su casa durante unos días, o si suceden otros cambios importantes en sus rutinas típicas. Para un bebe, mamar significa calidez, confort, reafirmación… es el “hogar fuera del hogar” al que tiende a regresar cuando otras cosas resultan inciertas o poco familiares. Una vez de regreso a casa (o una vez que el niño se haya adaptado al cambio, sea este cual fuese), la cantidad de mamadas tiende a disminuir nuevamente.

¿Qué posiciones resultan mejores para amamantar bebes mayorcitos?
Las posiciones dependen de lo que resulta confortable para la mamá y el bebé, y evolucionarán a medida que el bebe crezca. Las posiciones (y a menudo también la prendida al pezón) suelen tornarse bastante informales a medida que pasa el tiempo, y en tanto resulte bien para la madre y el bebe, no representan un problema. No obstante, algunas veces la madre sufre dolor en los pezones o puede sentir los dientes de arriba del bebe. En estos casos resulta una buena idea revisar las posiciones y la prendida para introducir algunos cambios.

Acrobacias
Hacia el año de edad los bebes desarrollan un creativo repertorio de posiciones para amamantar. Las acrobacias son típicas, y es común que los bebes intenten mamar de cabeza, con los pies en el aire, parados en un pie, retorciéndose y girando, y muchas otras cosas. Disfruta las posiciones que se le ocurran a tu bebe, sé flexible y paciente, pero si las acrobacias se convierten en un problema, estas son algunas de las cosas que han ayudado a otras madres:

Darle tiempo. Las la fase de exhibiciones acrobáticas más intensas suele aparecer cuando el bebe se da cuenta de que puede mamar en muchísimas posiciones diferentes, y, adicionalmente, le resulta divertido probarlas. Después de cierto tiempo desaparecerá la novedad y las acrobacias disminuirán.
Dar al bebe algo para que sostenga entre sus manos mientras amamanta (como un juguete pequeño, por ejemplo). Algunas mamás usan collares para llevar la atención del bebe hacia otra cosa que no sean las acrobacias.
Hablar o leer un libro al bebe mientras se amamanta. Canciones o jueguitos de manos también pueden ayudar.
Una advertencia firme. Decir algo como “estate quieto” en un tono firme. No levantes la voz, ya que esto podría asustar al bebe.
Interrumpir la mamada si el bebe continúa con las acrobacias. Con una frase del tipo “No puedo darte la teta cuando te estás moviendo de esa forma. Vamos a jugar un rato y gastar un poco de energía y después podemos seguir”. Jugar con el bebe durante unos minutos antes de seguir con la mamada.
Otra versión de interrumpir la mamada: avisar al bebe que si no se queda quieto la mamá no va a darle la teta. E interrumpir si persiste. Avisarle que cuando pueda estar un poco más quieto mami le dará la teta nuevamente.
Amamantar en público cuando el bebe es muy movedizo puede resultar un problema. Intenta amamantar antes de salir, y avisa al bebe que tomará nuevamente en cuanto lleguen al auto o a casa, etc. Posponer la mamada funciona mejor si el bebe tiene más de un año y medio y no está demasiado cansado. Si el bebe necesita algo y no es capaz de tranquilizarse para una mamada, puedes ofrecerle algún bocado o un traguito de otra bebida en un vaso.

Si amamanto más allá del año, ¿después será más difícil destetar?
A menudo se escucha que “Si no lo destetas ahora NUNCA podrás hacerlo!”. Es común que algunas madres desteten a sus bebes al cumplir el año (o antes), incluso cuando ni ellas ni el bebe quieren realmente destetar, debido a la idea equivocada de que las únicas opciones son destetar al año de edad o amamantar hasta los cinco años!

Amamantar más allá del año NO vuelve imposible, ni siquiera más dificultoso el destete. Si te parece que más adelante querrás iniciar el destete, por cierto podrás hacerlo. La edad tiene menos relación con la facilidad para destetar que la que tiene el nivel de desarrollo alcanzado por el bebe. Cada niño tiene su propio momento en el cual alcanza la madurez necesaria para dejar la teta, este rango varía de niño en niño, y está entre los dos y cuatro años (aunque por cierto se encuentran niños por fuera de ambos extremos de este rango). Cuando la madre inicia el destete, éste será más fácil cuanto más cerca esté el bebe de autodestetarse.

¿Cómo es el auto-destete?
El autodestete sucede cuando un niño no tiene más necesidad de amamantarse para satisfacer sus necesidades nutricionales o emocionales. Es relativamente poco frecuente que un bebe de menos de 18-24 meses se autodestete a menos que sea estimulado en esa dirección (aunque hechos como el embarazo de la madre también pueden tener influencia en el desarrollo del destete).

Un niño que se autodesteta seguramente disminuirá su amamantamiento muy gradualmente durante un período de meses, una mamada por vez (si la disminución es abrupta es más probable que se trate de una “huelga de lactancia”). Muchos niños continuarán con la mamada de la noche, de la siesta o la primera de la mañana, o una combinación de estas, durante varios meses antes de destetarse. Un niño no se desteta antes de poder beber bien de un vaso y obtener la gran mayoría de su alimento de otras fuentes durante un período importante.

La historia del destete de mi hija es típica, se destetó cuando su hermanito cumplió los catorce meses. Antes de que él naciera, ella mantenía las mamadas de la siesta, hora de dormir y primera de la mañana, y continuó con este ritmo después del nacimiento (excepto por seis u ocho semanas de incremento en las mamadas inmediatamente después del nacimiento, típico de la lactancia en tandem). Abandonó la siesta (y junto con ella esa mamada) varios meses antes de destetarse. Aproximadamente un mes antes del destete comenzó a quedarse dormida mientras su papá le leía cuentos al acostarse, y de ese modo dejó la mamada nocturna. Es posible que haya acortado la mamada de la mañana, pero no en forma significativa. Durante los últimos días de la semana de vacaciones con sus primos estuvo demasiado ocupada para amamantar por las mañanas. Al regreso tomó la teta un par de veces, con diferencia de una semana, y así terminó.

Fuente: Por Kelly Bonyata, BS, IBCLC
Traducción: Rosana Abrutzky

Posts relacionados

dejacomentario

, , , , , , , , , ,