Cochecito Avio de Inglesina: lo hemos probado!

Hoy os voy a dar mi opinión sobre el cochecito Avio, de  Inglesina ¿que no os convencen esos cochecitos clásicos? ¡¡os equivocáis!! os aseguro que se trata de un cochecito súper moderno, cómodo y con colores muy alegres! ¿o pensabais que iba a hablar del cochecito de alguna infanta? 😉

Todos los padres sabemos lo difícil q es conseguir el cochecito perfecto cuando tenemos un bebé, y nos preguntamos:  ¿realmente existe? . Bueno, cada familia encuentra (o no),el cochecito que mejor le va en base a sus necesidades, pero el problema es que muchas veces hasta que no lo usamos en el día a día, no sabemos si “ese” es el mejor para nosotros.

¿Será el Avio de Inglesina para nosotros? Vamos a descubrirlo:

Lo primero de todo es montarlo, que siguiendo atentamente las instrucciones no se tarda más de 15 minutos en tenerlo perfectamente montado, listo para el paseo. Instrucciones claras y sencillas, pocas piezas para montar y todo muy fácil de encajar (o será que en casa ya hemos armado muchos artículos de puericultura en 9 años de padres!).

Mi puntaje más alto es para la maniobrabilidad. Es increíble como una niña de 11 kilos puede empujarse con solo dos dedos de una mano. Sus ruedas, al ser rígidas, lo hacen ideal para ciudad, y le dan esa maniobrabilidad suave y ligerísima.

Ayuda mucho el manillar corrido. Cuando lo empujas no sientes ni el peso de la silla ni del niño, realmente es un punto a tener en cuenta cuando eliges un cochecito.

El manillar del Avio tiene un poco de juego, no es rígido, lo cual a muchas personas les puede parecer molesto, pero a mi no me afecta en absoluto para llevarlo con una sola mano. Yo soy bajita y el manillar queda  a una altura intermedia, aceptable para gente alta y para gente bajita.

La barrera del asiento es acolchada y fácilmente lavable, con alguna toallita húmeda, que los peques suelen dejarle pegado un trozo  de pan, helado, o sus deditos sucios de jugar mucho en el parque. Se saca y se pone accionando suavemente unas palanquitas que tiene a ambos lados por debajo, muy facilmente, porque además es ligerita.

Esto es algo que odio que el Bugaboo no tenga (es odiosamente difícil de poner y sacar con un bebé en brazos),  y el Stokke aun peor, porque tiene la barra atornillada!

El tapizado es muy suavecito, de una tela muy fresca en verano, y que parece cálida en invierno, un detalle importante.

Me parece una silla ideal para niños más grandecitos, porque es espaciosa,  pero es curioso que  como se reclina casi   completamente, se podría tranquilamente llevar a un bebé muy pequeñito.  Además se puede acoplar el capazo, la sillita del coche, etc, con lo cual me parece una elección super acertada para quien quiera comprar un solo cochecito (y no uno con capazo enorme y la sillita de segunda edad, que se gasta un pastón en ambas cosas!).

El Avio de Inglesina combina todo en una sola solución: del nacimiento hasta los 4 años.

Mi hija ya tiene casi 3 años y no va mucho en cochecito, excepto los días de mucho paseo, que aprovecha para hacer una siesta mientras todos seguimos disfrutando del día, y doy fé que duerme estupendamente. ¿La ven?

En esta foto se puede ver que mi niña de casi 3 años va súper cómoda durmiendo en el cochecito, completamente estirada. Además, empujarlo era una delicia, me sentí mucho más comoda empujándolo reclinado que con la silla sentada!

Estas fotos las saqué mientras hacíamos la compra en el supermercado, un sitio lleno de gente y carros por todos lados! Y pasó la prueba con un 10 (maniobraba con una sola mano el cochecito reclinado con la peque dormida) .

Una cosa muy valorable es que este cochecito se reclina con una sola mano, cosa que muchos otros cochecitos de hoy en día no hacen ¡¡con lo difícil que es acostar a un bebé en brazos en el cochecito sin reclinarlo!! En el caso del Avio de Inglesina esto no es un problema, con solo levantar suavemente una lengüeta en la parte de atrás de la silla se reclina en la posición que necesites. Tiene 3 posiciones de reclinado.

La capota es bastante amplia y tiene una visera que me parece genial para cuando se reclina el asiento y parece no bastar una capota normal, frena bastante el reflejo y el sol. En la imagen la visera está por dentro.

El reposapies, me encanta, porque al ser curvo permite acercarse al cochecito, para acostar al bebé, por ejemplo, tras dormirlo en brazos o en la teta, ¡¡¡¡ sin chocarse las piernas!!!! ¿lo habéis notado?

El arnés de 5 puntos es inviolable! difícil de abrir y cerrar hasta para los padres, jajaja! anti-deditos-habilidosos. Nuestra hija ya no usa arnés porque es mayor (le molestan y se quiere bajar), pero algunos bebés abren hasta el más complicado y puede llegar a ser peligroso que se escurran. Este cinturón parece muy seguro y cómodo, suave y angosto.

Tiene incorporado un portabebidas me me resulta muy cómodo! De esta forma las bebidas no se vuelcan en el bolso ni en la cesta porta objetos. Siempre llevo agua para mis niñas!! y este invento se agradece, especialmente porque no lo venden aparte cobrandolo una fortuna, sino que viene con el cochecito. Puntazo para Inglesina!

 

La cesta guarda objetos es cómoda y accesible, y las instrucciones dicen que aguanta 3 kilos .

 

El plegado también es muy compacto y fácil de accionar, aunque es cierto que no es de los que quedan mejor plegados. No es tan amplio como el Bugaboo ni tan pequeño como el Quinny Zapp, digamos que es intermedio, a nosotros no nos ocupa ni un cuarto de maletero, pero claro, tenemos un monovolumen compacto.

El cochecito viene en varios colores, algunos sobrios y otros más alegres. El mío es azul oscuro, discreto.

Mi conclusión:

Realmente, en base a todo esto, es un cochecito que recomendaré para quienes necesiten un todo-en-uno , ideal para ciudad y para padres que no quieren mil trastos en casa. Insisto: es un cochecito para usar desde el nacimiento hasta los 4 años sin necesidad de comprar ningún otro.

De serie incluye:

– Chasis con manillar y ruedas
– Capota y barrera
– Cesta inferior
– Portabebidas
– Burbuja transparente para la lluvia
– Anclaje para capazo (el capazo es opcional)

Pesos y dimensiones:

abierto: 109cm x 87cm x 50cm (alto x largo x ancho)
cerrado: 101cm x 48cm x 32cm (alto x largo x ancho)
pesos: 9,5 Kg (con asiento y capota)
10,2 Kg (con capazo)

Más información : Avio Inglesina

Sobre Gi

Soy Gisela, treintañera, argentina, madre de dos loquitas preciosas de 7 y 13 años y recientemente de Baby Oliver. Lo mío es cada unos años :P Mi día está lleno de webs, blogs, social media, cosas bonitas, juegos y manualidades. Intento aprender fotografía, me gusta la cocina, la repostería y me pierde comer chocolate. Me gusta la ropa pero no la moda, me gustan las series pero no la TV, me gustan los bolis pero no escribo nunca, y me pierden los libros pero no tengo tiempo para leer tantos como compro. Autodidacta, hablo mucho, odio usar tacones a pesar de ser bajita, me gusta llevar moños y a veces pintarme las uñas de rojo.

8 comentarios en “Cochecito Avio de Inglesina: lo hemos probado!

    1. Hola!
      Es uno de los cochecitos que me planteo comprar sobre todo por su anchura, tengo un ascensor estrecho y necesito una silla de menos de 55 cm de ancho. El mercado de los coche estrechos por lo que veo es algo reducido y este es de los que he visto el que más me has gustado, pero tengo un par de dudas: el manillar no es ajustable en altura, verdad?y la silla es reversible?es decir, puede ir mirando hacia mi o hacia la calle?la verdad es que me ha gustado mucho tu crítica y avío gana muchos puntos, pero si sabes de algún cochecito estrecho que esté bien agradecería la información, que estoy un poco perdida!
      Gracias!

  1. Pingback: Anónimo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *