El suelo pélvico de las madres

Ya, ya sé que no es el título más bonito que has visto en este blog, pero es uno de los más importantes.

Tras el parto de mi segunda hija, Sofía, me encontré con una situación muy desagradable para mi. Fue unas horas después de parir, que me dieron ganas de hacer pis y me levanté de la cama para ir al baño: cual fue mi sorpresa cuando al levantar la tapa del váter me di cuenta de que ya era tarde, se me había escapado como si fuera una niña de 2 años dejando el pañal. El episodio se repitió una vez más.

Me asusté, me preocupé, pensé que me quedaría así para siempre. Inmediatamente me puse a hacer ejercicios de kegel y vi que aun tenía control y fuerza en todos los músculos del suelo pélvico. Me pasé días haciéndolos y creo que fue muy positivo porque a los poquitos días, tal vez menos de una semana, ya estaba casi del todo recuperada.

Ahora tengo 35 años y pasé por dos partos y si hay algo de lo que estoy segura es que si no quiero acabar usando compresas para pérdidas leves en unos 20 años, tendré que hacer algo al respecto. Ya te iré contando.

Te dejo esta infografía de Intimina que seguro te será útil.

Recupérate después de dar a luz con los Ejercicios de Kegel

Sobre Gi

Soy Gisela, treintañera, argentina, madre de dos loquitas preciosas de 7 y 13 años y recientemente de Baby Oliver. Lo mío es cada unos años :P Mi día está lleno de webs, blogs, social media, cosas bonitas, juegos y manualidades. Intento aprender fotografía, me gusta la cocina, la repostería y me pierde comer chocolate. Me gusta la ropa pero no la moda, me gustan las series pero no la TV, me gustan los bolis pero no escribo nunca, y me pierden los libros pero no tengo tiempo para leer tantos como compro. Autodidacta, hablo mucho, odio usar tacones a pesar de ser bajita, me gusta llevar moños y a veces pintarme las uñas de rojo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *