Habitaciones reales: el dormitorio de Laia

Cuando buscamos material de inspiración, nos encontramos con dormitorios de escaparate, de revista o de ricos y famosos, pero ¿y la gente de a pié? ¿y los que compramos en el Ikea, cómo armamos el dormitorio de nuestros hijos?

Basándome en vuestras búsquedas, decidí iniciar este apartado con dormitorios reales, de familias como tu y como yo.

El dormitorio de la pequeña Laia (nació el pasado 03-03-2010) es precioso, alegre, práctico y muy dulce, con colores suaves y muy femenino sin ser aburrido.

El perchero y la lampara de pie son de Gris Alba, el estor, protector de cuna, colcha y cambiador, fueron hechos a medida con una tela elegida por la mamá de Laia, la cuna convertible es de Monens, la cómoda es de Takata, la estanteria de la pared de Ikea, la alfombra es el modelo galleta de Lorena Canals.

La pantalla de la lámpara de pie, el cuadro  y las siluetas con las que decoró la pared donde va la cuna, son obra de Marga Meliá, y si te fijas en el detalle de los tiradores de la cuna, podrás ver que son siluetas con forma de flor y pintadas por ella que la mamá de Laia pegó sobre el tirador original de los cajones de la cuna.

Sobre Gi

Soy Gisela, treintañera, argentina, madre de dos loquitas preciosas de 7 y 13 años y recientemente de Baby Oliver. Lo mío es cada unos años :P Mi día está lleno de webs, blogs, social media, cosas bonitas, juegos y manualidades. Intento aprender fotografía, me gusta la cocina, la repostería y me pierde comer chocolate. Me gusta la ropa pero no la moda, me gustan las series pero no la TV, me gustan los bolis pero no escribo nunca, y me pierden los libros pero no tengo tiempo para leer tantos como compro. Autodidacta, hablo mucho, odio usar tacones a pesar de ser bajita, me gusta llevar moños y a veces pintarme las uñas de rojo.

2 comentarios en “Habitaciones reales: el dormitorio de Laia

  1. Laia tiene que estar encantadísima… o por lo menos lo estará en cuanto sea consciente de la habitación tan bonita que tiene. Transmite mucha ternura y tranquilidad.

    Un saludo
    Mainada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *