Habito de fumar durante el embarazo y colico del lactante

A ver si al fin las madres se dan cuenta que lo peor que pueden hacerle a su hijo no es la ansiedad de dejar de fumar , sino los toxicos que le meten en el cuerpito a través del tabaco.
El hábito de fumar materno durante la gestación podría aumentar el riesgo de cólicos en el primer mes de vida en el niño.

Introducción

El cólico del lactante o del primer mes se define como paroxismos de irritabilidad, llanto o inquietud que duran más de 3 horas por día durante más de 3 días en la semana y por más de 3 semanas.

Aunque sería una afección autolimitada, que a menudo se inicia durante el primer mes y finaliza alrededor del tercero o el cuarto, a los padres les resulta muy difícil afrontar el llanto y la inquietud excesivos de su hijo. Algunos autores consideran el trastorno como un elemento que puede predisponer al maltrato infantil. Su causa es desconocida, aunque se sugirieron numerosos factores de riesgo somáticos, del desarrollo y psicosociales.

El hábito de fumar durante el embarazo influye negativamente sobre el medio ambiente fetal y con posterioridad podría tener alguna influencia sobre la salud del niño. Los autores analizaron si existía alguna asociación entre el hábito de fumar durante el embarazo y la aparición de cólicos durante el primer mes en un estudio de seguimiento de 1 820 madres y sus recién nacidos.

Métodos

El análisis tomó en cuenta todos los niños nacidos en el Hospital Universitario de Aarhus en el lapso de 1 año, productos de embarazos únicos, que aún residían en su área de influencia a los 8 meses de edad. Mediante el empleo de cuestionarios suministrados a las madres entre las 16 y las 30 semanas de gestación se obstuvo la siguiente información: antecedentes médicos y obstétricos; hábito de fumar; ingestión de alcohol y cafeína y problemas psicológicos durante el embarazo, medidos con una versión del Cuestionario General de Salud. La obstétrica que atendió el parto brindó información sobre éste y el recién nacido. Unos 8 meses después del parto, aproximadamente, un agente de salud -que visita habitualmente el hogar del niño al menos en dos ocasiones antes del control del octavo mes- completó junto con la madre dos cuestionarios acerca del desarrollo de cólico del primer mes. Para simplificar la definición en el cuestionario materno, el cólico fue descripto como varias horas de llanto por día, durante varios días, con síntomas asociados consistentes en distensión abdominal, piernas flexionadas sobre el abdomen y eliminación de abundantes gases. En el cuestionario del agente de salud se utilizaron los mismos síntomas asociados, pero el episodio quedó definido como «más de 3 horas de llanto diarias durante más de 3 días por semana y por más de 3 semanas» o como «más de 1.5 horas diarias de llanto en 6 o 7 días».

De acuerdo con la información suministrada acerca del hábito de fumar, las madres fueron clasificadas como no fumadoras, fumadoras de 1 a 14 cigarrillos diarios o de más de 15 cigarrillos diarios. El cambio de hábito durante el período comprendido entre el comienzo del embarazo y el puerperio se clasificó como: 1) sin riesgo, no fumadoras durante el embarazo y el puerperio; 2) de bajo riesgo, no fumadoras durante el embarazo pero fumadoras durante el puerperio y 3) de alto riesgo, fumadoras durante el embarazo y el puerperio y mujeres que sólo fumaron durante el embarazo. También se consignó si la madre fumaba durante el período de amamantamiento.

Resultados

Sobre un total de 1 820 niños, 197 (10.8%) sufrieron cólico del primer mes. Algo más de 31% de las madres fumaron durante el embarazo (24.8%, menos de 15 cigarrillos diarios y 6.4%, 15 o más). La edad materna mayor de 35 años, el bajo peso al nacer (< 2 500 g) y la edad gestacional inferior a 37 semanas completas se asociaron con mayor riesgo de cólicos en los análisis bivariados, pero la paridad, el estado de cohabitación, los problemas psicológicos experimentados durante el embarazo, el nivel educativo, la ingestión de alcohol, el sexo del niño, la ingestión de cafeína después del parto y el amamantamiento no mostraron tal asociación.

El consumo de 15 cigarrillos diarios o más durante el embarazo o el puerperio duplicó el riesgo del niño para desarrollar cólicos durante el primer mes. Este también fue más elevado cuando el padre fumaba más de 15 cigarrillos diarios 8 meses después de parto. La clasificación de las madres en diferentes grupos de riesgo demostró que el hábito de fumar, tanto en el embarazo como en el puerperio, se asoció con mayor riesgo de cólicos.

Discusión

Los resultados indican que el hábito de fumar en la madre durante el embarazo aumenta el riesgo de cólicos del primer mes, afirman los autores. No obstante, es sabido que fumadores y no fumadores también difieren en otros aspectos de sus estilos de vida, por lo que es importante considerar también posibles factores de confusión.

En su opinión, la principal limitación de esta investigación fue la imposibilidad de realizar ajustes para el hábito de fumar iniciado después del nacimiento, porque el número de mujeres que informó este cambio fue muy escaso. El temperamento del niño también podría haber sido un factor de confusión que no pudo ser corregido. Algunos investigadores informaron una asociación entre hábito de fumar en la madre y el temperamento del niño, pero no se demostró una relación entre éste y la aparición de cólicos.

Estudios anteriores hicieron hincapié en el hábito de fumar después del nacimiento, sin tener en cuenta su influencia durante la gestación. La exposición prenatal se asocia con retraso del crecimiento fetal y con el desarrollo de enfermedades en la infancia. Se sugirió que el cólico del primer mes podría ser el resultado de un retraso en el desarrollo del sistema nervioso central o del aparato gastrointestinal, causado por el hábito de fumar o por la exposición ambiental al humo del tabaco después del parto. Con los datos disponibles, por el momento no es posible distinguir entre estos dos mecanismos.

Este estudio sugiere que el hábito de fumar en la madre durante el embarazo o en el puerperio aumenta el riesgo de cólicos durante el primer mes, concluyen los autores. Es importante el control prenatal y posnatal con la recomendación de dejar de fumar; el abandono del hábito también podría ser importante para prevenir los cólicos del primer mes.

Autores: Sondergaard C, Henriksen TB, Obel C y Wisborg K
Institución/es participante/s en la investigación:
Centro de Ciencias Epidemiológicas de Dinamarca, Departamento de Epidemiología y Medicina Social, Universidad de Aarhus, Aarhus, Dinamarca.
Título original:[Smoking During Pregnancy and Infantile Colic]
Título en castellano:Hábito de Fumar Durante el Embarazo y Cólico del Lactante

Sobre Gi

Soy Gisela, treintañera, argentina, madre de dos loquitas preciosas de 7 y 13 años y recientemente de Baby Oliver. Lo mío es cada unos años :P Mi día está lleno de webs, blogs, social media, cosas bonitas, juegos y manualidades. Intento aprender fotografía, me gusta la cocina, la repostería y me pierde comer chocolate. Me gusta la ropa pero no la moda, me gustan las series pero no la TV, me gustan los bolis pero no escribo nunca, y me pierden los libros pero no tengo tiempo para leer tantos como compro. Autodidacta, hablo mucho, odio usar tacones a pesar de ser bajita, me gusta llevar moños y a veces pintarme las uñas de rojo.

11 comentarios en “Habito de fumar durante el embarazo y colico del lactante

  1. personalmente considero que asustar no solo con el tabaco a las futuras madres ,en este caso a las madres fumadoras no es el mejor caso a seguir. Te informan fácilmente de los daños que causa al feto la nicotina, se informa de todo lo malo que puede ocurrirle al futuro bebe ,incluso la muerte del recién nacido..etc.
    A una madre fumadora no se le da mas opciones que el dejarlo por amor al arte, por obra del espíritu santo …Pero no se puede ser tan radical, no ayudan con asustarnos a las futuras madres fumadoras mas de lo que ya están ,no se les da muchas opciones ni ayudas para poder dejarlo..Simplemente déjalo de forma milagrosa y punto final .NO .esa no es la solución ,ya esta bien de asustarnos y no dar ayuda para solucionarlo que no estamos en la edad media.

  2. HOLA, QUISIERA QUE PASARA, YO FUME EL PRIMER MES DE GESTACION, PUES NO SABIA QUE ESTABA EMBARAZADA, LO DEJE DEFINITIVAMENTE CUANDO ME HICE LA PRUEBA, YO CREO QUE POR UN HIJO, UNO DEJA TODO VICIO SIN NECESIDAD QUE LA ASUSTEN NI NADA, UNO SABE QUE EL CIGARRILLO HACE DAÑO TANTO A LOS ACTIVOS COMO PASIVOS.

  3. Uno puede fumar y perjudicar su propia vida, ya que todo fumar es consciente del daño que el tabaco provoca. Lo que no es justo y nadie puede es perjudicar la vida de una personita que no puede defenderse.
    La pregunta que siempre me hice fue la siguiente: Cómo una madre y/o padre, podría vivir en paz cuando todas las condiciones están dadas para que su hijo/a muera, o tengas deficiencias de por vida????
    Esa persona no es digna de llamarse MADRE

  4. LO QUE DICE MARIA AL INICIO DE LOS COMENTARIOS NO ES CORRECTO YA QUE INFORMAR NO ES ASUSTAR. Si como resultado de la informacion brindada el fumador se asusta es por la sencilla razon de que el tabaquismo es la peor pandemia del siglo, ocasionando la muerte de mas de 5 millones de personas en el mundo por año, y no estamos contando ni al fumador pasivo ni las secuelas definitivas que dejan en los niños expuestos al humo de tabaco desde su gestacion. Con respecto a la ayuda, sí existe y ademas un sin fin de grupos se especializan en las distinas etapas de cada fumador y rango etario. Por lo que estoy seguro que si MARIA lo plantea a su ginecólogo éste la orientará adecuadamente a grupos que la puedan ayudar, eso si debe estar dispuesta a realizar el tratamiento para el abandono del tabaquismo como un gesto mas de amor hacia su hijo. Actualmente aunque no esté cursando esa gestación igual puede realizar ese gesto importantisimo como mamá. Cuidar su salud es cuidar la de su hijo.

  5. La verdad es que le doi toda la rzon a Maria yo intento dejar de fumar pero no puedo y reducido muchisimo los cigarrillos pero por mas que intento dejar de fumar no puedo,no imaginais el sentimiento de culpavilidad que yo tengo cada vez que me fumo un cigarro me siento mal muy mal or fumar.

  6. EL PEDIATRA DE MI NIETO DICE QUE UNA PEROSONA QUE FUMA NO PUEDE CARGAR AL BEBE SI NO SE BAÑA PREVIAMENTE Y CAMBIA DE ROPA ANTES DE CARGARLO CADA VEZ QUE FUME QUE TAN CIERTO ES

  7. Realmente este articulo es INSULTANTE. Se trata a la fumadora de ignorante y desalmada, cuando el tabaquismo no es ni mas ni menos que una ADICCION. Sabeis lo que es una ADICCION?. Creen que el drogadicto no es consciente de los riesgos de la droga? que un obeso no es consciente de lo que acarrea su excesivo sobrepeso? que un alcoholico no es consciente de que pende de una cuerda floja?.
    Vamos, que es mas facil señalar con el dedo y culpar al otro que ayudarlo y contenerlo. Ningun adicto esta feliz de serlo, y se considera tal a alguien que se ve superado por absolutamente cualquier situacion, de cualquier indole, ya que es un DEPENDIENTE. No pasa por algo emocional, nisiquiera consciente, sino creanme, no moriria tanta gente en el mundo año tras año solo por placer o masoquismo.
    Me atormentaron todo mi embarazo, de comienzo a fin, sintiendome una basura y aunque lo intentaba no podia dejar de fumar, desesperaba hasta las lagrimas. Mi hija hoy tiene 4 años, nacio en la semana 40 pesando 3,350 kg y midiendo 51 cm. Su salud es impecable y es una niña prodigio (certificado por 4 psicopedagogos infantiles).
    Aun asi mi mejor amiga, teniendo mi misma edad y siendo deportista desde que tengo memoria, sin explicacion alguna tuvo a su niña en la semana 25, y al dia de hoy aun requiere de ayuda puesto a que lamentablemente se le detecto retraso mental severo, sin haber antecedentes familiares, sin fumar, sin alcohol sin drogas, sin nada.
    Que un adicto “predisponga a” no implica que condene la vida de su hijo por no poder salir a tiempo de su adiccion. No apoyo el tabaquismo en el embarazo, no hay que jugar a la ruleta rusa con una criatura, pero de ninguna manera permitire que desde la ignorancia total, completa y absoluta se siga apuntando con el dedo a una madre fumadora y bastardeandola por ello.
    Reitero: Ningun ADICTO esta feliz de serlo, y de ser tan sencillo dejar estas cosas de lado por un embarazo supongo que no deberian existir pacientes oncologicos que siguen fumando, obesos y alcoholicos con constantes recaidas y drogadictos que reinciden.
    Y en cuanto a la Sra Maria, que fue quien escribio el ultimo comentario: lo unico que puede provocar que un fumador sostenga un bebe, es que si recien acaba de hacerlo, le deje el olor de su ropa impregnado al mismo, que fuera de lo molesto que puede ser para los no fumadores, no representa riesgo alguno para el niño, ya que lo unico dañino es EL HUMO. (Dicho por mi pediatra a quien consulte lo mismo en su momento).

    Muchas gracias y disculpen lo extenso del mensaje.
    Dios los bendiga.

  8. hola! Soi nueva x aqui y solo queria compartirles mi experiencia.. Tengo 23 anos de y 11 semanas de embarazo.. Al principio no deje de fumar, no me lo crei hasta la semana 5 q vi a mi bb en el ultrasonido.. Yo fumaba hasta 10 cigarrillos pero despues de eso solo me fumaba uno x dia para la ansidad y pnse q no lo dejaria.. Pero a la semana 7 me llegaron los ascos y ahora no puedo oler el tabaco jajaja x fin lo deje y no fue tan dificil como pnse aunq se me antoja hacerlo pero al prenderlo me dan nauseas.. A parte tengo una amiga q fumo todo el embarazo y nada le paso a su bb. En vdd sera tan malo?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *