Soluciones para problemas de incontinencia infantil

El control de esfínteres en niños es un tema conocido por la mayoría de los padres, e incluso llega a ser un problema para muchos. Lo importante ante todo es informarse para saber si existe un problema real o no, ya que es muy popular quitar los pañales a cierta edad, con cierto clima y en ciertas situaciones: todos conocemos al niño de 2 años al que le sacaron los pañales en primavera y que debía entrar a p3 en septiembre. Pero ¿qué es lo normal?¿es normal que no controle, que se haga pipi de noche, que “se distraiga” y se moje? bueno, en este post os explicaré un poquito más sobre este tema.

Decimos que un niño tiene enuresis cuando se orina de manera involuntaria a una edad en la que el control de la micción, del pis, debería estar ya establecido. No obstante, entre los seis y los diez años es frecuente que a los niños se les escape alguna vez el pis de noche, pero eso no es tener enuresis.

La incontinencia nocturna la padecen los niños que mojan la cama de forma intermitente con el sueño, por la noche o en la siesta, a una edad socialmente no común, con una frecuencia significativa y de una forma mantenida en el tiempo, como para afectar a la rutina del niño y de su familia.

La edad para considerar la enuresis en las niñas es a los 5 años y en los niños a los 6 años, debido a que éstos últimos maduran de una forma más lenta.

¿Es frecuente la Enuresis?

Se calcula que en España existen en la actualidad 500.000 niños con enuresis. Es más frecuente en niños (el doble que en las niñas), disminuyendo esta diferencia a medida que avanza la edad. El 85% de los niños se hace pis a los 2 años, el 49% a los 3 años y se reduce al 26% a los 4 años, pero no significa que tengan enuresis. ¿Es normal? SI, definitivamente es normal.

Aproximadamente se calcula tienen enuresis:

• Niños entre 5 y 6 años: 15% – 20%

• Niños con 10 años: 6% – 8%

• Adolescentes a partir 15 años: 1%

Tipos de enuresis

Según el ritmo de la presentación, se puede hablar de:

A. Enuresis primaria, cuando nunca ha controlado. Es el caso más común (el 80% de los casos).

B. Enuresis secundaria, cuando vuelve a mojar la cama tras un periodo de entre tres a seis meses de control regular.

Según se acompañe o no de otros síntomas en las vías urinarias, se puede distinguir entre:

A. Enuresis monosintomática, la más habitual en la práctica clínica (90% de los casos).

B. Enuresis no monosintomática, acompañada de otras alteraciones del control de la orina, como la incontinencia diurna o la sensación de necesidad inmediata de orinar (urgencia miccional), etc.

Según su frecuencia:

A. Enuresis continua, cuando moja todos los días.

B. Enuresis intermitente, cuando algunos días se levanta seco.

¿Cómo afrontarla?

No existe un único tratamiento de la enuresis, ya que se trata de un trastorno multifactorial. Salvo las medidas generales de actuación, no conviene instaurar ningún tratamiento antes de los 6-7 años, y en cualquier caso, hay que tener en cuenta cuál es la actitud, tanto de los padres como del niño, ante la enuresis.

Lo ideal es intentar que el niño entienda que no pasa nada si aparece por la mañana mojado, pero que hay que intentar que esto no ocurra. El conocer que otros están o han estado afectados igual que él, le ayudara a enfrentarse con la enfermedad. También les consuela el saber que otro miembro de su familia ha tenido el mismo problema.

¿Es necesario un tratamiento?

No todos los pacientes con enuresis requieren tratamiento. Una actitud acertada sería comenzar sólo en aquellos niños que son conscientes de su problema y que quieren solucionarlo, y una vez que hayan tenido varias noches secas, para evitar desilusiones al principio del tratamiento. No se debería plantear en ningún caso antes de los 6 años de edad.

Yo creo que lo importante es dejar que el problema vaya haciendo sus avances solito ya que suele mejorar y desaparecer con el tiempo y ayudarlos a sentirse mejor al respecto con un pañal nocturno con el que pueda descansar bien de noche, que al fin y al cabo hoy por hoy los peques tienen jornadas maratonianas de escuela, extraescolares, abuelos, parque, supermercado, duchas, deberes,canguros y llegan agotadísimos a la cama. Necesitan descansar y no estar preocupándose por su pis.

DryNites® los ayuda a superar esta fase:
Los calzoncillos y braguitas DryNites® son como la ropa interior, discretos, tan suaves y silenciosos que los niños se olvidarán que los llevan puestos.Están disponibles en 3 tallas para chicos y chicas. Puedes pedir muestras gratuitas para probarlos.
DryNites® ofrece la mejor protección para ayudarles a superar esta fase: Ofreciendo una protección insuperable que les mantendrá secos toda la noche, por eso 9 de cada 10 madres los recomiendan. Los calzoncillos y braguitas DryNites® son como la ropa interior, tan suaves y silenciosos que los niños se olvidarán que los llevan puestos. La mayoría lo supera con el tiempo, mientras tanto confía en DryNites® que les asegurará una protección inmejorable durante toda la noche. Los calzoncillos y braguitas DryNites® están disponibles en 3 tallas para chicos y chicas:

Este es un post patrocinado.

Sobre Gi

Soy Gisela, treintañera, argentina, madre de dos loquitas preciosas de 7 y 13 años y recientemente de Baby Oliver. Lo mío es cada unos años :P Mi día está lleno de webs, blogs, social media, cosas bonitas, juegos y manualidades. Intento aprender fotografía, me gusta la cocina, la repostería y me pierde comer chocolate. Me gusta la ropa pero no la moda, me gustan las series pero no la TV, me gustan los bolis pero no escribo nunca, y me pierden los libros pero no tengo tiempo para leer tantos como compro. Autodidacta, hablo mucho, odio usar tacones a pesar de ser bajita, me gusta llevar moños y a veces pintarme las uñas de rojo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *