Que comprar cuando se espera un bebé: higiene y cosmética

Este tema es un gran dilema para los futuros padres, y a veces un gastadero de dinero en productos inútiles o que jamás serán usados.

Os daré mi lista de imprescindibles para la higiene del bebé, y otra lista de productos que NO debéis comprar antes de que el bebé nazca, incluso algunos nunca.

Aunque puede que no suene del todo correcto, mi lista es para madres que darán el pecho, porque todas las listas que dan vueltas por ahí son para familias que optan por lactancia artificial y contienen biberones, chupetes, esterilizadores y demás productos que interfieren el buen inicio de la lactancia.

Lista de la compra:

Para el bebé

Champú y gel de baño

Recomiendan no bañar al bebé hasta qu ese caiga el cordón, y la verdad que a mis hijas se les cayó en la tercera semana de vida. No bañé a ninguna hasta entonces. A los bebés recién nacidos no es necesario bañarlos cada día ni mucho menos, con un par de veces a la semana tienen más que suficiente, ya que los productos de higiene sobre su delicada piel solo consiguen barrer la protección natural que ya tienen los bebés. Lo cierto es que también se los puede lavar con agua y quedan impecables 😉

En este caso yo elegí un jabón muy suave, el de Cattier, de 500ml que probablemente me dure al menos un año.

La marca de cosméticos francesa Cattier ha diseñado una cosmética natural para niños con certificado ecológico Cosmebio y Ecocert:

  • 0% conservantes sintéticos (parabenes, fenoxietanol…).

  • 0% parafina, silicona, PEG, PPG.

  • 0% aceite mineral, silicona ftalatos.

  • 0% perfumes sintéticos.

  • 0% colorantes artificiales.

  • 0% eter glicol.

  • 0% sales de aluminio.

  • 0% OMGs (organismos modificados genéticamente).

Ingredientes

  • Agua floral de azahar bio: calma y equilibra.

  • Glicerina (de origen vegetal): hidrata y alisa.

  • Proteínas de trigo: protector, suavizante, nutritivo, regenerador.

  • Aceite de almendra dulce: nutritivo, suavizante, calmante.

Pañales

Me encantaría usar pañales de tela, pero los primeros meses usaremos pañales desechables y lo más ecológicos posible. Un pañal “normal” tarda entre 400 y 500 años en biodegradarse, en cambio los ecológicos “solo” tardan unos 5 años. Aun sigue siendo mucho, pero la diferencia asusta.

Probaremos los pañales Pingo que tienen muy buenas opiniones. Más adelante experimentaremos con pañales lavables.

Crema del culito (opcional)

Creo que es opcional porque un culito que no está en contacto con productos tóxicos, ni con sus pipis y cacas largos ratos, un culito bien limpio y sano, no debería necesitar nunca una cremita protectora. Pero como no puedo asegurarlo y a veces todo falla, lo mejor es tener a mano una buena crema. Mi elección es la crema culito sano de Matarrania para irritaciones leves, y para casos más graves, la Cicaplast, que no he tenido que comprarla porque siempre la tenemos en casa.

Limpieza del culito sin toallitas:

Toallitas secas como las Soft Wipe de Tena o algodón bio con: Linimento o agua micelar. Yo usaré el agua micelar de  Cattier.

Otra alternativa es usar toallitas lavables solo con agua.

Para salir a la calle se pueden usar las naps con un pulverizador o toallitas libres de químicos.

Todo más natural para mantener su piel sana y libre de cosméticos con productos nocivos.

Aceite de masaje

La mayoría de los bebés adoran sentir los masajes de las manos que lo cuidan, que además de hidratarles la piel que se seca con la calefacción y la ropa de algodón, los estimula mucho y se relajan. Los masajes tienen múltiples ventajas.

Mi elección ha sido el aceite de caléndula de Weleda, porque es una marca que en casa tiene nuestra plena confianza y la caléndula es perfecta para la piel de los bebés.

Peine y cepillo

Mi hija mayor tenía 4 pelos pelirrojos cuando nació, pero la menor nació con una melena de infarto, y aunque en mi país se rapa a cero a los bebés, elegí dejarles su precioso pelito suave, que me encanta. Yo esta vez, en lugar de cepillo de plástico, elegí uno de madera, el de Dida World, porque sé que durará muchos años y es más respetuoso con el medio ambiente.

Cortauñas

Yo elegí un cortauñas buenísimo a prueba de madres y padres que cortan dedos: tiene un lugarcito para meter la pequeña uña del bebé y cortar. Es de Baby Aguayo.

Esponja natural (opcional)

No es imprescindible, porque también podemos lavar a nuestros hijos con las manos, como yo hice siempre con mis hijas, pero esta vez me da curiosidad probar la esponja natural.

Termómetro

No hay mucho que decir, un verdadero imprescindible.

Sacamocos

Entonces llega el día, en el que estamos llenos de productos de puericultura, el bebé tiene mocos que no puede expulsar solo, y ¡no tenemos sacamocos!

En casa el que mejor nos funcionó es el aspirador de Narhinel, o similares.

Cojín de lactancia (opcional)

Realmente es un básico en casa, desde  que nos cuesta dormir en el embarazo, para no forzar el cuerpo en la lactancia y a medida que el bebé crece para acomodarlo, usarlo como hamaquita, ponerlo a su alrededor cuando se empieza a sentar y se va hacia los lados… para mi es imprescindible, pero mucha gente dice que con un par de cojines se apaña.

Humidificador

Al principio creía que era una de esas cosas que no sirve para nada, hasta que llegó ese momento de poner la calefacción y ver como a mi hija recién nacida se secaban las mucosas dandole mucha incomodidad. La falta de humedad provoca sequedad en la piel, mucosas y dificultad para dormir de noche. Este aparatito regula la humedad ambiente para el bienestar del bebé y el resto de la familia. El nuestro está un poco viejo y estoy mirando por cual reemplazarlo.

 

Para la mamá

Compresas posparto

Muchas madres volvemos a casa del hospital y es allí donde nos damos cuenta de que necesitamos compresas. Esta vez, como además pariré en casa y el hospital no me dará nada, ya pude preveer las necesidades posparto y compré las compresas en cuanto me acordé de ellas.

Discos de lactancia

Yo preferentemente prefiero los lavables, son más suaves y más cómodos, además de más ecológicos.  Esta vez compré los de ImseVimse que son un poco más grandes que los demás, suaves y agradables.

Recordadme si me olvido de algo, tal vez falte una crema para los pezones, pero si la lactancia va bien no es necesario agregar nada.

¿Que cosas NO SON NECESARIAS? 

Chupetes

No se recomienda darles chupetes hasta que tengan al menos 4 semanas o una lactancia bien establecida, sin problemas.

Sacaleches

Los sacaleches son útiles en casos específicos, y deben de comprarse ante la necesidad y nunca antes de necesitarlo. Por otro lado hay mucha variedad y lo ideal sería contar con el asesoramiento de expertos en el tema.

Biberones

Para quienes van a dar el pecho, tener biberones en casa puede representar una tentación grande ante alguna dificultad en la lactancia, lo cual puede acabar en abandono de la misma.

En todo caso pueden comprarse más adelante, cuando se necesiten.

Limpiabiberones

Más de lo mismo.

Esterilizador

En serio, en una casa limpia, con agua y jabón todo se puede lavar. Los bebés no vienen esterilizados ni necesitamos esterilizarlo todo para que lo usen. Un gasto absurdo.

Escurre biberones

Para quienes no darán lactancia artificial no es necesario comprar accesorios como este ni similares.

Calienta biberones

Otro gasto de más para quienes optan por la lactancia desde el primer día. En todo caso, cuando vayan a necesitarlo, se busca y se compra. Siempre se está a tiempo.

Colonia

Es posible que nos guste a todas las madres, pero también es cierto que no es para nada necesaria. Si de todos modos quieres una colonia, te recomiendo alguna sin alcohol y nunca ponerla sobre la piel o cabello, siempre sobre la ropa antes de ponérsela.

Pezoneras

Otro accesorio que debería ser solo recomendado ante excepcional necesidad y no desde el primer día en los hospitales. Recomiendo visitar grupos de apoyo a la lactancia antes de comprar este tipo de accesorios.

Balanza / Báscula

Los bebés solo deberían ser pesados por el médico o enfermera en las revisiones si es que no hay problemas de salud que indiquen lo contrario.

Baberos

En todo caso lo que se usa son babitas los priemros meses. Podemos dejar el gasto de los beberos para cuando empiezan con la alimentación complementaria.

Bastoncillos

Os juro que jamás les limpié los oídos a mis hijas y los tienen impecables. Los oídos son “autolimpiantes” 😉 y lo único que conseguimos con los bastoncillos es meterle la cera aun más adentro pudiendo causar infecciones o problemas de salud.

 

Bueno, hasta aquí mi lista de “que comprar” y “que no comprar” cuando vas a tener un bebé.

Para estas compras yo elegí La Farmacia del Bebé, una tienda que me gustó muchísimo porque tienen muchas opciones ecológicas y bio para el cuidado de los bebés, además de productos para las madres y toda la familia.

 

 

 

 

 

Sobre Gi

Soy Gisela, treintañera, argentina, madre de dos loquitas preciosas de 7 y 13 años y recientemente de Baby Oliver. Lo mío es cada unos años :P Mi día está lleno de webs, blogs, social media, cosas bonitas, juegos y manualidades. Intento aprender fotografía, me gusta la cocina, la repostería y me pierde comer chocolate. Me gusta la ropa pero no la moda, me gustan las series pero no la TV, me gustan los bolis pero no escribo nunca, y me pierden los libros pero no tengo tiempo para leer tantos como compro. Autodidacta, hablo mucho, odio usar tacones a pesar de ser bajita, me gusta llevar moños y a veces pintarme las uñas de rojo.

2 comentarios en “Que comprar cuando se espera un bebé: higiene y cosmética

  1. Buenos días Gi,

    He sido mamá hace 9 meses y estoy de acuerdo en tus recomendaciones. Respecto lo de la crema del pañal yo tampoco compré y le iba poniendo una hidratante después del baño hasta que la necesité.
    Supongo que el hecho de que mi muñequita ha hecho caca varias veces al día y desde los 3 meses me duerme toda la noche seguida, contribuyó a que se le irritara un poquito el culito. Eso sí, escogí una crema con componentes mayoritariamente de origen natural.

  2. ¡Muy útil e interesante para las futuras mamás! A veces se va el dinero en productos que realmente no necesitamos…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *