Quiérele mucho: cuidando la vista de los niños con General Optica

Hace unos años, Vicky empezó con dolor de cabeza, que como nunca le había dolido creímos que podía tratarse de intenciones de faltar al colegio o algo así, de modo que esperamos un rato a ver como reaccionaba. El dolor le impidió ese día leer su libro, así que viendo el panorama, la llevamos al oculista al otro día (o al siguiente, no recuerdo bien, pero fuimos muy rápido).

vicky

Efectivamente la niña necesitaba gafas porque tenía casi una dioptría de miopía y algo de astigmatismo. La doctora nos explicó que estaba en una etapa de mucho crecimiento, acercándose a la preadolescencia, y que aun se desarrollaría mucho más el problema. Efectivamente, ya llevamos varias revisiones y cada una de las revisiones su miopía ha crecido bastante más.

La cuestión es que no todos los niños llegan al dolor de cabeza, y también hay que tener en cuenta que cuando el dolor de cabeza está presente es porque el problema existe desde hace tiempo.

General Optica ha iniciado una campaña para que las familias tomemos consciencia sobre las revisiones de la vista de los niños, porque cuando ven mal, su calidad de vida empeora.

¿En que consiste la campaña? En todas las tiendas de General Optica revisarán de forma gratuita la vista de tu hijo y te aconsejarán las gafas más adecuadas para su problema. Además ahora mismo tienen una oferta muy económica para niños.

Bueno, y para ayudar a las familias gafotas como la mía, General Optica nos cede un vale de 100 euros para sortear entre vosotros.

Solo dos condiciones:

1- Ser seguidor en Facebook de General Optica
2- Dejar un comentario en el blog contando alguna anécdota que consideréis “trastada”, ¡cuanto más gorda, mejor! De vuestros hijos ehhhhh

El sorteo acaba el martes 15/09/15 a las 00:00.

¡Suerte a todos y todas!

 

Un día tarde por problemas técnicos pero os anuncio que la ganadora de el vale regalo de 100 euros es…

ganadora-optica

Sobre Gi

Soy Gisela, treintañera, argentina, madre de dos loquitas preciosas de 7 y 13 años y recientemente de Baby Oliver. Lo mío es cada unos años :P Mi día está lleno de webs, blogs, social media, cosas bonitas, juegos y manualidades. Intento aprender fotografía, me gusta la cocina, la repostería y me pierde comer chocolate. Me gusta la ropa pero no la moda, me gustan las series pero no la TV, me gustan los bolis pero no escribo nunca, y me pierden los libros pero no tengo tiempo para leer tantos como compro. Autodidacta, hablo mucho, odio usar tacones a pesar de ser bajita, me gusta llevar moños y a veces pintarme las uñas de rojo.

13 comentarios en “Quiérele mucho: cuidando la vista de los niños con General Optica

  1. Lleva gafas y jugando se le rompió un poco la montura. La estuvo buscando por todo el jardín para que se lo pegáramos y así poder arreglarlas sin riña, pero imposible encontrarla, además imagina como quedarían con el trozo pegado. Lo bueno es que eran de General Óptica y teníamos el seguro para niños.

  2. Lleva gafas y jugando se le rompió un poco la montura. La estuvo buscando por todo el jardín para que se lo pegáramos y así poder arreglarlas sin riña, pero imposible encontrarla. Lo bueno es que eran de general Óptica y teníamos el seguro para niños. Emoticono wink

  3. ¡Pobre de mi peque que no sabe lo que son las trastadas! Aparte de quitarle comida al perro de la boca para comérsela ella, no sabría que otra contarte 🙂 ¡Ya la conoces!

    Eso sí, lo de las gafas ha sido un fastidio la pobre, y ahora después de un año ya nos toca de nuevo revisión, y probablemente gafas nuevas, así que ya veremos que pasa…

    Un abrazo y gracias por el sorteo :))))))

  4. Mi hija no es muy trasto, de momento… Pero sus mayores trastadas consisten en tirar las cosas al suelo. Luego dice “se ha caído” y se queda tan ancha!!! Eso sí, luego ayuda a recoger todo lo q ha tirado…

  5. Mi hijo mayor es un buenazo, pero el pequeño es un poquito más movido y una de las últimas trastadas que me ha hecho ha sido coger un rotulador negro y pintarse toda la frente…..de repente le veo que viene corriendo hacía mi, con los brazos extendidos y gritando: “¡Mira mami, soy un murciélago!
    (Menos mal, que los rotuladores de ahora se quitan bastante bien) 🙂

  6. El pasatiempo preferido de mi pequeñaja es sacar y esparcir por el suelo de su habitación toda su ropita, da igual que tengamos dispositivo especial en los cajones para que no pueda abrirlos, en cuanto te despistas un segundo se las apaña para abrirlos y sacarlo todo….luego viene con una sonrisita en la cara y señalando lo que ha hecho me dice ” he sido yo”, y es que no me puedo enfadar con ella, si me la como a besos.

  7. Pues en mi caso mi hija es toda una artista, la gusta tanto pintar, que el papel se la queda corto y tengo decorada la casa con bonitos cuadros suyos, muebles, suelo, paredes, sofas… lo último han sido las cortinas del salón antesdeayer…. menos mal que las pinturas que la dejamos salen bien, jajaja, estoy seguro de que de mayor será una artistaza asique no coartaremos su expresividad jajaja

  8. Hace algún tiempo, mi hijo cogió el móvil de mi mujer y llamó a su ex jefa, con la que no había terminado muy bien…..estuvo un rato hablando con ella hasta que me trajo el teléfono, y yo pensando que era mi mujer,le digo: “¿estás hablando con mamá?, lo cojo y me dice: “no soy su mamá, soy una ex compañera de trabajo de tu mujer”, y yo…..upssss, ja,ja,ja.

  9. Mis hijas eran bastante buenas, pero hicieron alguna que otra…

    – Cuando eran pequeñas no les gustaba nada quedarse a comedor. No comían muy a menudo, pero cuando pasaba tenían varios trucos para evitar comerse la comida. Desde meterse los filetes en el bolsillo, echarlos en la jarra del agua (que era opaca) y el truco estrella: coger el cuscurro del pan y meter ahí toda la comida tapándola con miga de pan ¡toda una obra de disimulo!

    – También en el colegio tuvieron una temporada de guerra de bromas con algunos profesores cuando tenían 12 o 13 años. Una vez se metieron 20 de las 30 alumnas en un armario muy grande que había y sólo quedaron un puñado de alumnas fuera que se hacían las inocentes. El problema fue que el profesor era más listo que ellas y no dijo nada, empezando la clase como si nada. Y claro, 20 personas en un armario era un agobio así que el que se rió más fue él. Se la devolvieron metiendo un casette en el armario con una cinta grabada en la que en un momento al azar empezaba a sonar el himno del equipo de fútbol a toda tralla. Nadie sabía cuando aquello iba a ponerse en marcha así que a mitad de clase o así empezó a sonar y no podían parar de reírse.

    – De más pequeñas un año se dedicaron a buscar los regalos de reyes como unas desesperadas. Buscaban siempre en los lugares más obvios (y ahí no estaban, lógicamente) pero un día abrieron el lavavajillas (que estaba permanentemente estropeado) … y ahí apareció todo el pastel. Los abrieron, los vieron y los cerraron con sumo cuidado. Pero no les gustó la experiencia (porque lo chulo era la emoción) y no volvieron a hacerlo.

  10. Mis hijos se dedicaban a arrancar las hojas de las plantas que con tanto mimo cuidaba….al principio pensé que era algún bicho que se las estaba comiendo, hasta que un día les pillé in fraganti, les pregunté que por qué arrancaban las hojas, y me contestan: “es para dar de comer al caracol”, “¿al caracol?, ¿qué caracol?”…….tenían un caracol imaginario, y le estaban dando de comer las hojas de mis plantas, pobrecillas…ja,ja,ja.

  11. Mi hijo hizo su primera y peor trastada con 3 añitos. Yo estaba en la cocina y tardé 3 minutos en ir al salón cuando le veo golpear con su martillo de juguete la pantalla de la tele.. el pobre me decía medio sollozando que quería ir a la Casa de Mickey Mouse.. como me reí… aunque cuando vi como dejó la pantalla se me cambió la cara jjjjj

  12. Oleeeeeeeeeeeeeeeee!!! Muchas gracias 🙂 🙂 🙂 🙂 ¡Lo bien que nos va a ir ahora que nos toca otra vez la revisión de la peque para ver si le ha cambiado la graduación! O vamos, para mi que llevo sin cambiarmelas años y también me toca 😛

    Un abrazo <3 ¡Gracias por el sorteo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *