top menu

Reciben los bebés suficientes abrazos?

Los científicos saben bien que todas las crías de mamíferos necesitan un mínimo de contacto para lograr un desarrollo normal. Los cachorros necesitan ser lamidos, o tocados en el caso de los primates, para alcanzar una madurez adecuada. Se han hecho experimentos con roedores y con monos a los que se les privaba de contacto físico, únicamente recibían alimento, y al crecer se convertían invariablemente en adultos anómalos, incapaces de socializarse de manera adecuada ni de cuidar de forma eficiente a sus propias crías. (De hecho, en francés existe la expresión `un oso mal lamido´ para referirse a alguien insociable o de trato difícil.)

Por desgracia este experimento se hizo también con humanos: el emperador Federico II ordenó que varios bebés fuesen aislados y recibiesen tan sólo alimento y cobijo de sus cuidadoras, prohibiendo que les dirigiesen la palabra o cualquier muestra afectiva, con el fin de averiguar en qué idioma hablarían primero. Todos murieron.

También a comienzos del siglo veinte, el pediatra americano Fritz Talbot, alarmado por la elevada mortalidad de los menores de 2 años en clínicas y orfanatos, donde teóricamente los bebés disponían de cobijo y alimento, viajó a una clínica alemana donde los niños diagnosticados con marasmo ( enfermedad de origen desconocido que se caracterizaba por pérdida de peso, abatimiento y desgana entre otros síntomas, y que acababa con la vida de un alto porcentaje de ellos) lograban sobrevivir. Allí halló a una mujer, Anna, corpulenta y ya mayor, que acarreaba permanentemente unos cuantos pequeñuelos. Cuando los niños perdían las ganas de vivir y comenzaba este proceso, Anna los llevaba en contacto con ella a todas horas, contraviniendo las normas que imperaban en la época que decían que a los niños debían cogerles lo mínimo necesario para su higiene y alimentación para que no se echaran a perder.

Los niños de Anna sobrevivían siempre, y Fritz talbot quedó tan impactado que a partir de entonces se dedicó a difundir la idea de `atención amorosa´.

Más recientemente, el New York Times ha publicado un artículo sobre el papel crítico del contacto en el desarrollo infantil en el que se menciona `el estancamiento psicológico y físico de niños privados de contacto físico aunque por lo demás bien alimentados y cuidados´ (Goleman, 1988).

La cuestión es ¿reciben los niños occidentales el suficiente contacto físico para completar su desarrollo de forma satisfactoria? ¿Cuánto contacto exactamente se necesita para crecer sano emocional y afectivamente?. No lo sabemos, lo que sí sabemos es que en nuestra civilización desde hace unos cien años se hacen las cosas de manera muy diferente con los bebés a como se ha hecho siempre. Pertenecemos a una de las pocas culturas del mundo donde en la actualidad lo general es que los niños duerman solos, incluso en habitaciones separadas desde la más temprana edad. Donde muchos bebés van de la cuna al carrito y del carrito a la hamaca durante meses con el fin de que no se acostumbren a ser cogidos. Cuando damos un paseo de tres horas llevando al bebé en un carro, aunque nos parezca que hemos pasado la tarde con él, podemos tener por seguro que la sensación del bebé ha sido de no-mamá durante todo ese tiempo. Algunos además, pasan más de ocho horas al día en guarderías donde existe una cuidadora por cada ocho niños.

En España, los índices de lactancia, un modo de alimentación que asegura un saludable contacto `piel a piel´, son todavía muy inferiores a los de otros países, y algunos `expertos´ de gran difusión aseguran que lo mejor es ignorar sus llantos cuando los bebés, como inteligentes mamíferos cuyo instinto les dice lo que necesitan, luchan para cambiar eso. Parece que se está haciendo con los niños un gran experimento de resultados inciertos.

Cuando una mamá humana tiene un hijo, montones de expertos, familiares bienintencionados, y fabricantes de artilugios para bebés tratan de influir sobre ella utilizando todo tipo de argumentos. La mamá humana quiere a su pequeño con locura y quiere darle lo mejor, pero duda entre tanta información contradictoria, así que puede que se decida por una determinada tendencia o puede que varíe su forma de hacer las cosas en su búsqueda de la crianza óptima, y sufre mucho pensando si lo estará haciendo bien o no. Un día se fija en los animales: las gallinas, las vacas, las musarañas y las leonas, que siguen su instinto ancestral y son madres perfectas. Jamás dudan, jamás actúan de manera arbitraria o incoherente y desde luego, nunca malcrían a sus hijos consintiéndoles demasiado o alejándolos antes de que estén preparados. Su aportación de contacto físico es continua, tal y como les dicta su instinto. También del mismo modo siguen su instinto otras madres humanas en algunos sitios del planeta, donde los bebés son llevados a la espalda, duermen siempre en compañía hasta que son los suficientemente mayores para arreglárselas solos, las lactancias son prolongadas y sus llantos siempre son atendidos, tal es el caso de los ¡kung en África o de algunas tribus inuits del Norte de Canadá. En estas tribus, por cierto, los casos de cólicos son casi inexistentes y la salud emocional de sus individuos es notablemente superior a la de la media occidental.

Como conclusión parece ser que tocar, coger y abrazar a los bebés es una de las mejores cosas que se pueden hacer para garantizar su correcto desarrollo emocional y afectivo y toda una inversión para el futuro: está escrito en el instinto de cualquier mamífero saludable. Así que, como alguien decía una vez `cree en el llanto de tu hijo, abrázalo, consuélalo, tenlo cerca de ti y no le niegues ni un solo abrazo, ni una sola vez le escatimes tu contacto, porque para un bebé pequeñito el ansia de ser cogido puede ser tan acuciante como la necesidad de comer ´.

Natalia Suárez Acero
Farmacéutica. Especialista en nutrición infantil.
Instructora de Masaje infantil de Asociación Española de Masaje Infantil
www.centrotea.com

Posts relacionados

dejacomentario

, , , , , , ,

15 Respuestas a Reciben los bebés suficientes abrazos?

  1. LETICIA GIL DIAZ 7 noviembre, 2007 at 1:39 #

    espero respuesta

  2. ERIKA 7 noviembre, 2007 at 6:44 #

    CREO QUE ESTE ARTICULO ES EXCELENTE , DEBERIAN DIFUNDIR EL COLECHO LOS PEDIATRAS.-

  3. sandra 7 noviembre, 2007 at 18:38 #

    ME ENCANTO ESTE ARTICULO ES MUY OPORTUNO PARA AQUELLAS MADRES QUE ESTAN PASANDO POR ESTA SITUACION. EL MEJOR REMEDIO ES EL AMOR. SI DECIDIMOS SER MADRES TENEMOS QUE AFRONTAR ESTA NUEVA ETAPA DE LA VIDA CON MUCHO AMOR RECORDEMOS QUE SI SEMBRAMOS AMOR EN NUESTROS HIJOS ESO ES LO QUE RECIBIREMOS EN EL FUTURO

  4. cory 8 noviembre, 2007 at 1:41 #

    gracias por el articulo, tengo una bebe de 1 mes y lo que acabo de leer me ayuda mucho. seria bueno que estos articulos se hicieran llegar a los daycare de toooodoooo el mundo!!!, porque habemos mamas que por necesidad tenemos q enviar nuestros bebes a estos centros.

  5. luisa 8 noviembre, 2007 at 18:40 #

    Creo que soun consejos muy acertados, sobre todo los primeros 6 meses de vida; o sea durante solo amamantamiento, pero hay que ver que tambien son manipuladores y aprender a distinguir entre el llanto de necesidad y el de rabieta porque despues ellos con el llanto manejan la situacion que si quiere que lo anden cargando, o en la silla mecedora, o en los brazos, etc. pienso que ni tan tan ni muy muy.

  6. SANDRA MILENA 8 noviembre, 2007 at 20:59 #

    BUENAS TARDES, ESTE TEMA ME APASIONA, HE SEGUIDO MI INSTINTO Y A PESAR DE MUCHOS COMENTARIOS LAS NECESIDADES DE MI HIJA SON LAS PRIMERAS A SATISFACER POR MI SU MADRE!!!AGRADEZCO ESTA INFORMACIÓN QUE NO SOLO VALIDA MI MANERA DE ESTAR CON MI HIJA SINO QUE PERMITE FORTALECER MI TRABAJO CON LAS MADRES GESTANTES Y LACTANTES DE COLOMBIA, SOY UNA TRABAJADORA SOCIAL QUE PIENSA QUE EL AMOR ES LA BASE DE TODA UNA ESTRUCTURA AFECTIVA QUE DA A LA SOCIEDAD BUENAS PERSONAS Y CIUDADANOS.

  7. Mónica 10 noviembre, 2007 at 1:44 #

    Hola Luisa, como madre y abuela te digo que los bebes no son manipuladores, son seres humanos pequeños que necesitan atención, y si lloran es porque es su modo de manifestarse ya que aún no han adquirido la palabra.
    El amor nunca está de más, y si quieren ser cargados será porque se sienten angustiados, o simplemente porque necesitan calor del regazo, palabras suaves y caricias.
    Han estado 9 meses dentro del útero, con su alimento permanente, en un ambiente húmedo, a la temperatura ideal, flotando y meciéndose dentro de la mamá.
    Y el mundo al cual ingresan les resulta agresivo: el frío, el calor, aspirar el aire y llenar los pulmones, sentir hambre, tener que succionar para alimentarse (has visto como se cansan los pequeñitos que maman del pecho materno?…)
    Los bebés son puro instinto; las madres son quienes deben identificar sus llantos, calmar sus gases, cambiar sus pañales y amarlos, por sobre todo, sin teñir su trato hacia el hijo con esos mitos heredados de nuestros padres o abuelos , que no hacen más que crear seres humanos violentos e inseguros.
    Mimar, besar, abrazar y aupar no es malcriar a un hijo, malcriarlo es NO DARLE AMOR.

  8. Carmen 10 noviembre, 2007 at 23:58 #

    Estoy totalmente de acuerdo con el artículo. Me gustaría decir que los ni los niños ni mucho menos los bebés son manipuladores o “pequeños tiranos” como muchos se empeñan en llamarles. No tienen esa capacidad para distinguir lo bueno y lo malo. Ellos solo quieren amor y cariño.

  9. ELVIRA RUIZ 14 noviembre, 2007 at 22:44 #

    ESTE ARTICULO ME HA DEJADO IMPACTADA PORQUE ACTUALMENTE EL QUE TU HIJO NO ESTE PEGADO A TUS FALDAS ES LO MEJOR PORQUE TE DICEN ASI NO VA A SUFRIR CUANDO LO DEJES EN LA GUARDERIA, Y ASI VA A APRENDER A SER INDEPENDIENTE A NO SER UN NIÑO CONSENTIDO. PERO ESTO QUE HE LEIDO REAFIRMA MI INSTINTO DE PROTEGER A MI PEQUEÑO DE TODO DE ABRAZARLO Y MIMARLO AUNQUE ME DIGAN QUE LO ESTOY MALCRIANDO. NUESTROS HIJOS SON NUESTRO MAYOR TESORO ENTONCES HAY CUIDARLOS GRACIAS.

  10. Carmen 15 noviembre, 2007 at 19:35 #

    Hola, yo fui una hija querida y mimada, el dia de hoy soy madre de un lindo bebé al que amo con todo mi corazón, y tengo un conflicto con el papá de mi hijo por que dice que lo consiento y mimo mucho, pero yo creo que todo el amor que me dieron mis padres me ha ayudado a ser una persona segura y confiable y pueda relacionarme mejor, yo quiero transmitile lo mismo a mi hijo, para que el día de mañana sea una persona con la misma capacidad de amar y ser amada.

  11. Rosario 6 diciembre, 2007 at 1:31 #

    Es un artículo excelente, felicito a todos los padres que quieren mucho a sus hijos, bueno cuando yo acaricio a mi hijo siento una alegria que no tiene limite, aunque no lo crean a veces lloro cuando lo acaricio, lo beso y abrazo, lo presiono tanto en mi pecho, que él susurra mirandome directamente a los ojos. es mi experiencia como madre, mi bebe tiene un año, es tan suave, experimenta con tus hijos

  12. Rosario 6 diciembre, 2007 at 1:48 #

    es muy interesante este comentario, es bueno para todos los padres.

  13. Rosario 6 diciembre, 2007 at 1:50 #

    Es interesante para todos los padres.

  14. TIRSIS 17 junio, 2008 at 16:35 #

    Muy interesante el articulo, entiendo perfectamente la necesidad de cuidado, de amor y muestras de afecto de los bebes, pero a la vez me hago la pregunta de como evitar ser extremista. En realidad entiendo que el desarrollo del bebe involucra la educacion y crianza y que asimismo no puedo justificar la falta de educar y criar a mi hija solo enfocandome en ser amorosa, algun grado de disciplina debo de crear en mi bebe. Debo ensenarle cuando es hora de dormir, etc. Entiendo que debe haber un equoilibrio para todo.

  15. Yessica 29 enero, 2009 at 19:07 #

    El Articulo me parece excelente, y además que ayuda a muchas madres primerisas que no saben como ayudar a sus bebe,… particularmente he volcado todo mi amor en mi bebe , ya que requiere de muchisisimo amor y atención y se siente super bien con el apoyo incondicional que nosotros como papás, por que nosotros somos los unicos quien puede cuidar de la mejor manera posible a nuestros pequeños, ya que un bebe es una bendicion de Dios y como tal tienen que ser tratados, para que cuando sean grandes sean personas de bien y sobre todo de valores muy positivos .

Deja un comentario