Semana 8: vivan las náuseas!

Aquí estamos, después de la visita a la matrona, me vine llena de horarios programados para estudios, visitas, ecografía, etc.

La semana 8 me agarró con más ascos y náuseas, cansancio, apatía, cambios bruscos de humor y más cansancio. Algunos dolorcillos molestos de ovarios y obviamente mi dolor de espalda, que aumenta cada día.

Esto es lo que está pasando:

El desarrollo de su bebé

Maravillarse de los pequeños dedos de las manos y de los pies de su bebé es una de las alegrías de los primeros días de vida. Estos dedos comienzan a formarse esta semana y los brazos hasta pueden flexionarse en los codos y las muñecas. Los ojos comienzan a ser más evidentes, ya que ahora tienen pigmento (color) en la retina (parte posterior del ojo).
Además, los intestinos son ahora más largos y, como no tienen mucho lugar en el abdomen del bebé, sobresalen por el cordón umbilical hasta la semana 12.
Las protuberancias que crecerán hasta formar los genitales del bebé aparecen en este momento, aunque no están tan desarrolladas como para determinar si es un niño o una niña.

Su cuerpo
Los síntomas del embarazo, como la ausencia del período menstrual, la presencia de náuseas, el cansancio extremo o el aumento del tamaño de la cintura como resultado de la expansión del útero le hacen pensar en la posibilidad de estar embarazada. Una vez que su embarazo se confirme con una prueba que puede realizar en su casa, o mediante un análisis de sangre u orina en el consultorio médico, debe concertar su primera consulta prenatal con su médico
. Es posible que su embarazo sea controlado por varios profesionales de la salud, como un obstetra, una enfermera, una partera o su médico clínico. Si su embarazo es considerado de alto riesgo (por ejemplo, si ha sufrido varios abortos espontáneos, es mayor de 35 años o tiene antecedentes de embarazos con complicaciones), es posible que su médico quiera verla cuanto antes y con más frecuencia durante el transcurso del embarazo.
Es de suma importancia recibir un buen cuidado prenatal para asegurar la buena salud y el nacimiento sin complicaciones de su bebé. Por lo tanto, su prioridad debe ser concertar las consultas prenatales.

Sobre Gi

Soy Gisela, treintañera, argentina, madre de dos loquitas preciosas de 7 y 13 años y recientemente de Baby Oliver. Lo mío es cada unos años :P Mi día está lleno de webs, blogs, social media, cosas bonitas, juegos y manualidades. Intento aprender fotografía, me gusta la cocina, la repostería y me pierde comer chocolate. Me gusta la ropa pero no la moda, me gustan las series pero no la TV, me gustan los bolis pero no escribo nunca, y me pierden los libros pero no tengo tiempo para leer tantos como compro. Autodidacta, hablo mucho, odio usar tacones a pesar de ser bajita, me gusta llevar moños y a veces pintarme las uñas de rojo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *