Si tu no hubieras nacido

Quiero compartir esta emotiva escena de la obra de teatro “Si tú no hubieras nacido” , de la compañía de teatro para bebés “La casa incierta”.

Preparad kleenex.

ESCENA 9: SI TU NO HUBIERAS NACIDO

Uno que se hizo dos, y dos que fueron tres.

Si tú no hubieras nacido, yo estaría muerta.

Yo nací contigo. Antes era otra.
Yo no era yo, dibujaba laberintos de plata en manteles de hojalata.
Si tú no hubieras nacido me habría olvidado de jugar, me tomaría todo demasiado en serio, atrapada en mi seria identidad.

Si tú no hubieras nacido las puertas de mi pasado se habrían cerrado para siempre. Nunca más me hubiera podido asomar al patio de mi infancia. No hubiera podido inventar los cuentos que hubiera querido escuchar con la oreja pegada a la almohada.
Mis raíces se hubieran secado para siempre.

Estarías… ¿dónde estarías? Muerto, muerta o tal vez en un trozo de nuestra muerte. Ningún cordón me hubiera atado tanto a tu despertar como al mío.
No me hubiera inventado otras formas de comer, de dormir, de caminar o de respirar.

Si tú no hubieras nacido mi casa no estaría llena de juguetes. No prestaría atención a sus peligros. No nos hubiéramos conocido o ni siquiera presentado. Mis días serían de cristal y de acero inoxidable. No te habría podido soñar en mis horas de insomnio.

Sería huérfana del sabor maravilloso de tus carcajadas.

Me dijeron que cambiar los pañales sería tedioso, Me dijeron que despertar una y otra vez por las noches sería un tormento,
Me dijeron que ya no tendría la vida, que no podría hacer mi vida.
Pero lo que nunca me dijeron es que el día que tu naciste nació el mundo, nació el mundo… pues aquel día volví a la morada de mi madre y de todas las madres de mi madre, a enamorarme inseparablemente de ti.

Y aquí estoy, mirando tus ojos, felizmente atada a tu vida.
Sé que estás vivo porque yo estoy en un abismo, en las células de tus huellas
Y tú estás ahí, serena, portando las antorchas de tus abuelas.
De acuerdo, bebo hilos, hilos repletos de nudos.
Me como los muros de tu oscuridad. Para romperme en mil pedazos de firmamento


Sobre Gi

Soy Gisela, treintañera, argentina, madre de dos loquitas preciosas de 7 y 13 años y recientemente de Baby Oliver. Lo mío es cada unos años :P Mi día está lleno de webs, blogs, social media, cosas bonitas, juegos y manualidades. Intento aprender fotografía, me gusta la cocina, la repostería y me pierde comer chocolate. Me gusta la ropa pero no la moda, me gustan las series pero no la TV, me gustan los bolis pero no escribo nunca, y me pierden los libros pero no tengo tiempo para leer tantos como compro. Autodidacta, hablo mucho, odio usar tacones a pesar de ser bajita, me gusta llevar moños y a veces pintarme las uñas de rojo.

2 comentarios en “Si tu no hubieras nacido

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *