Triple screening

Ayer tuve mi primer contacto con lo que sería el control prenatal: la aguja.
Me hicieron la extracción de sangre y tuve que darles un poco de mi pipi, todo en 5 minutos, pero tiene muchos puntos a favor: me atendieron muy muy bien, no me hicieron doler nada, todo muy ágil y me fui contenta, lo cual no es habitual en una etxracción de sangre. Fueron amables y rápidos.
Parece que La Maternitat (el hospital en donde daré a luz) es tan bueno como me han dicho quienes han parido allí.
Al parecer esta sangre será para un estudio llamado triple screening, y los datos de esta analitica se cotejarán con la ecografía del día 20 de noviembre, para poder decirme (mediante estadísticas, no por diagnóstico) si tengo altas o bajas posibilidades de tener un bebé con síndrome de down. En el caso de salirme una alta probabilidad , me podría someter a la amniocentesis, un estudio bastante agresivo y con un porcentaje de riesgo de aborto que no mola nada de nada. Prefiero que todo salga bien, y listo.
Mientras tanto, tengo días más sensibles que otros, algunos cambios de humor, nauseas y otras cosillas de la dulce espera.

Sobre Gi

Soy Gisela, treintañera, argentina, madre de dos loquitas preciosas de 7 y 13 años y recientemente de Baby Oliver. Lo mío es cada unos años :P Mi día está lleno de webs, blogs, social media, cosas bonitas, juegos y manualidades. Intento aprender fotografía, me gusta la cocina, la repostería y me pierde comer chocolate. Me gusta la ropa pero no la moda, me gustan las series pero no la TV, me gustan los bolis pero no escribo nunca, y me pierden los libros pero no tengo tiempo para leer tantos como compro. Autodidacta, hablo mucho, odio usar tacones a pesar de ser bajita, me gusta llevar moños y a veces pintarme las uñas de rojo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *