Vuelta al cole, Tibidabo y desayunos saludables

Ahora mismo mis hijas están pasando su primer día de cole, y yo al fin puedo volver a las rutinas.

Hace unos días estuvimos en el Tibidabo por primera vez, para asistir a un evento de Actimel Kids. Lo pasamos ¡TAN bien!

img_2099

img_2100

img_2097

Allí nos hablaron de desayunos y de la situación actual de las familias españolas y la alimentación de los niños.

Primero conocimos a Pedro García Aguado, el famoso “Hermano Mayor”, que nos dió consejos bastante acertados sobre los niños y las niñas. Mientras tanto los peques jugaban en la sala Lego del parque.

img_2096

img_2098

Después la nutricionista Nuria Guillén nos dio un taller de como mejorar los desayuno para nuestros niños, pero también para nosotros.

img_2093

Acto seguido desayunamos y analizamos las bandejas del desayuno de nuestros hijos,  para sacar conclusiones sobre lo que hacíamos bien y lo que podíamos mejorar.

img_2102

img_2103

Y para finalizar el evento, Ana María López nos habló acerca de los hábitos nutricionales de los niños en España.

img_2092

La jornada finalizó con preguntas típicas de madres y padres ¿Y el azúcar, cuánta cantidad tiene un Actimel?¿Es un yogurt o un póstre lácteo?¿Cuántos Actimeles se pueden consumir al día? Y nos respondieron a todas las dudas sin escatimar en explicaciones.

img_2095

Mis hijas siempre han desayunado muy bien antes de ir al cole, aunque ahora la mayor tiene días de irse pitando al insti con un café con leche en el estómago y hasta las 11 no comer nada. Entrar a las 8 y no vivir cerca del Insti hace que desayune fatal. Pero con esto de desayunar mal nos dimos cuenta de que su desempeño había bajado mucho. El hambre le daba dolor de cabeza y eso impedía una correcta concentración. Este año haremos muchos cambios de hábitos para impedir que se repita.

Nuestros nuevos hábitos incluirán desayunar todos juntos en la mesa, como hacemos en la cena, conversar, relacionarnos. Hacer nuestros zumos de frutas, batidos, macedonias, tostadas y cafés o leches. Un buen desayuno y en familia.

¿Que se entiende como un desayuno completo? Los SI y los NO.

  • Cereales como la avena, arroz inflado, copos de maíz.
  • Lácteos (muchos niños solo consumen lácteos si están azucarados, pero mientras las cantidades sean limitadas no debería considerarse un problema).
  • Frutas
  • Proteínas (una tortilla francesa por ejemplo)
  • Jamón ibérico
  • Frutos secos
  • Pan integral

No

  • Cereales industriales de caja
  • Postres lácteos
  • Zumos de fruta artificiales (mejor hacerlos en casa con fruta fresca y que su consumo sea ocasional)
  • Galletas
  • Embutidos (no son un producto sano)
  • Pan blanco envasado

 

Pero lo cierto es que tener claro que es más sano o que es mejor no hace que lo hagamos siempre bien, al menos en casa es muy difícil no tomar una leche con cacao (aunque teníamos la costumbre de la leche blanca) o no pecar con las cremas de avellanas cada tanto. En mi país la infancia tiene sabor de dulce de leche, por ejemplo, un producto con un porcentaje altísimo de azúcar, bueno, es solo leche, azúcar y esencia de vainilla.

 

Si han desayunado bien en casa no es necesario que coman mucho a media mañana, es solo picar algo para llegar a la comida, especialmente si comen temprano en el cole.

Ideas de tentempié de media mañana:

  • Frutos secos
  • Tomates cherry
  • Zanahoria
  • Frutas
  • Queso

Pero la alimentación debe ir unida a unos hábitos de vida saludables. Algunos consejos:

  • Llevarlos al parque al menos dos veces por semana después del cole, para que se muevan y socialicen.
  • Hacer ejercicio con ellos, ya sea salir en bici, hacer natación o salir a correr.
  • Ir caminando al cole siempre que sea posible.

Cuando Vicky era pequeña tomaba Actimel (del normal, no existía el Actimel Kids) y nos venía genial para la hora del parque después del cole, porque era una niña (y sigue siendo) a la que le gustan mucho los lácteos y al estar acostumbrada a una leche o leche con cacao en un vaso y en la mesa, perdíamos esa parte estando fuera de casa.

Su merienda solía ser como un buen desayuno: fruta, lácteo y cereal (generalmente un muy pequeño bocadillo de pan integral y jamón dulce y tomate).

Hoy por hoy mis hijas limitan bastante los lácteos y las meriendas y desayunos tienen mucha más fruta/verdura y menos de lo demás, pero cada tantos nos damos algún gusto extra como un lácteo azucarado,  cremas de avellanas y leches chocolatadas. Pero siempre cuidando de no abusar…

 

 

Este es un post patrocinado.

Sobre Gi

Soy Gisela, treintañera, argentina, madre de dos loquitas preciosas de 7 y 13 años y recientemente de Baby Oliver. Lo mío es cada unos años :P Mi día está lleno de webs, blogs, social media, cosas bonitas, juegos y manualidades. Intento aprender fotografía, me gusta la cocina, la repostería y me pierde comer chocolate. Me gusta la ropa pero no la moda, me gustan las series pero no la TV, me gustan los bolis pero no escribo nunca, y me pierden los libros pero no tengo tiempo para leer tantos como compro. Autodidacta, hablo mucho, odio usar tacones a pesar de ser bajita, me gusta llevar moños y a veces pintarme las uñas de rojo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *